10 Viajes de Nivel - Blog | El Castillo de Santa Ana – Roquetas de Mar
116
post-template-default,single,single-post,postid-116,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

21 Jul El Castillo de Santa Ana – Roquetas de Mar

El Castillo de Santa Ana – Roquetas de Mar

Castillo de Santa Ana

Muchas veces escuchamos hablar de Roquetas de Mar y el público que desconoce esta zona a pesar de haber estado, no sabe de los atractivos y posibilidades que ofrece.

Desde nuestra perspectiva, os vamos a aconsejar este destino por muchos motivos, ya que dispone de grandes playas para disfrutar en familia y, además, cuenta con atracciones turísticas en el municipio y sus alrededores que harán las delicias de todos.

Roquetas ofrece visitas interesantes, tales como su museo taurino en el que destacan sus cinco salas de exposiciones, su acuario, el faro de Roquetas y, por encima de todo, el Castillo de Santa Ana, cuya reconstrucción finalizó en 2003 y del que os vamos a contar alguna cosa más de su historia desde el Siglo XVI.

El litoral de Roquetas debió de contar con un embarcadero cuya defensa dio lugar a la construcción del que acabó convirtiéndose en el castillo de S. Ana, que está plenamente justificado para la protección del citado refugio marítimo que siempre ha existido en sus inmediaciones, por lo que es de suponer que el edificio del cual solo quedo enhiesta la batería y sobre cual se realizado la reconstrucción, reflejándole tal cual era, comencemos a realizar un paseo por su apasionante historia, aliñada con ataques de piratas, de moriscos, los azotes de los terremotos y por supuesto el paso de los años que le hizo caer en el olvido, hasta la fecha de su reconstrucción que finalizo el año 2003.

Como antecedente a esta Fortaleza, y su emplazamiento defensivo, tiene como origen la torre construida por el monarca nazarí Yusuf I a comienzos del s. XIV.

SIGLO XVI

Pero sería a comienzos del siglo XVI, cuando a iniciativa de la ciudad de Almería, se construyera una torre que custodiara la producción y embarque de sal de las salinas; dicha torre sufrió diversos avatares, no obstante el valor estratégico de su emplazamiento como embarcadero en la bahía de Almería acabó por decidir a la corona a dotar dicho lugar de un castillo, de planta cuadrada, con torreones circulares desiguales en sus extremo, salvo el que sería ocupado posteriormente por un baluarte, cuyo perfil a finales del siglo XVI desconocemos.

A lo largo del s. XVII la fortaleza de Roquetas sucumbió, no solo por la violencia de los terremotos acaecidos en esta centuria, y los constantes ataques de la flota de navíos turcos, sino que la verdadera consecuencia de su destrucción fue, la situación económica de la corona que carecía de capacidad para emplear recursos en su reconstrucción, permaneciendo destruidas todas las fortificaciones, en algunos casos, hasta mediados del siglo XVIII.

Toda la muralla formaba una banqueta con parapetos atronados para la fusilería, al llegar a la esquina donde se situaba el Macho, la más potente de las torres de la fortaleza, cruzaba sobre la capilla y permitía el acceso al mismo a través de un puente levadizo.

En definitiva, la aportación de esta centuria (S.XVII) sería la construcción del baluarte artillero que se construiría en uno de los vértices de la fachada que mira al mar, única parte de la fortaleza que aún subsiste.

 SIGLO XVIII

Los nuevos proyectos defensivos del siglo XVIII tuvieron muy en cuenta la importancia de la artillería para la salvaguarda del litoral peninsular siendo reforzada la fortaleza con un cañón más, 4 cureñas de diversos calibres y complementos y municiones diversas para ponerla en estado de regular defensa.

El siglo XVIII fue por tanto el de la gran restauración del castillo de Roquetas con obras importantes realizadas en torno a 1710, llegando hasta 1756.

SIGLO XIX

En este siglo la fortaleza quedó arruinada a causa del terremoto de 1804, sin que volviera a ser restaurada desde dicha fecha, aunque en sus inmediaciones se habilitaran baterías provisionales en aquellas épocas en que las circunstancias lo hicieron necesario.

De lo que se deduce que si bien el terremoto llegó a arruinar los edificios existentes en el interior de la fortaleza, los muros torreones y baluarte no quedaron apenas dañados y sería el abandono el causante de buena parte de los daños que acaecieron en los torreones y las garitas.

Así, tras esta apasionante historia, hoy en día luce pletórica tras una estupenda restauración.

Faro Roquetas

No queremos dejar de aconsejarte visitar el Faro  y salir a “tapear” por Roquetas, uno de los atractivos más solicitados por los turistas y habitantes del lugar, ya que Almería y Roquetas, no serían lo que son sin sus estupendas tapas, que te dan de forma gratuita incluidas en el precio de tu cerveza.

Si tienes la intención de visitar Roquetas, te dejamos esta estupenda oferta que encontrarás en tus agencias Nivel 10 Viajes y en http://www.10viajesdenivel.com

Oferta Hotel Las Salinas

¡Disfruta, que nosotros te llevamos!, porque: ¡Te mereces la mejor compañía!

facebook-profile-picture
Pedro PR
pedro@nivel10viajes.com

Viajeros, profesionales del sector ... confía en nosotros, nuestra experiencia nos avala.

No hay comentarios

Déjanos un comentario